Bodega Iniesta utiliza drones para hacer frente al control de la yesca

Bodega Iniesta, consciente de los beneficios de las nuevas tecnologías, desarrolla la viticultura de precisión para mejorar la salud de los viñedos. La bodega ha implantado, a modo de experimentación, en cuatro parcelas de su finca el novedoso estudio de la empresa AgroKap, el último tratamiento desarrollado para hacer frente al control de la yesca.


La yesca es una enfermedad parasitaria producida por hongos (Stereumhirsutum Per. y Phellinusigniarius Fr.) que penetran en la madera de la vid provocando un decaimiento de la planta que afecta a su producción, llegando incluso en algunos casos a producir la muerte de la planta. Es mucho más agresiva en los ambientes más cálidos y se considera posiblemente una de las enfermedades más graves a nivel mundial que afectan al sector de producción de uva.

A fecha de hoy todavía no existen métodos de control efectivos en el sector tradicional que combatan esta enfermedad. Por ello las nuevas investigaciones en agricultura precisa se centran en utilizar las nuevas tecnologías para obtener comparativas visibles de la efectividad de los métodos utilizados.

Para disminuir el avance de este hongo, Bodega Iniesta ha puesto a prueba un tratamiento en sus cultivos para controlar la propagación del hongo por la cepa. La efectividad de este tratamiento implantado durante el mes de mayo en cuatro parcelas diferentes de la finca, está siendo analizada en estos momentos con las más avanzadas tecnologías.

Un dron ha estado tomando imágenes de las parcelas tratadas. La tecnología utilizada por el dron permite realizar capturas de imágenes tanto en espectro visual cómo en espectro infrarrojo cercano permitiendo evaluar índices de vegetación a partir de imágenes aéreas de alta resolución. Indices como ndvi (índice de vegetación de diferencia normalizado) gndvi (índice de vegetación diferenciada normalizado verde) y el ndre, recogidos de la luz que reflejan las plantas nos permiten analizar los mapas obtenidos ofreciendo una importante información sobre la salud de nuestras plantas.

El tratamiento sistémico fue aplicado en los viñedos de Bodega Iniesta en tres ocasiones consecutivas y realizado en cuatro parcelas distintas, de las variedades, tempranillo, macabeo y syrah. Los hilos testigo sin tratar dejados exprofeso en cada una de las parcelas permiten su comparación con las zonas tratadas y la valoración de su efectividad.

Si los valores obtenidos en este estudio una vez analizados los datos, demuestran la efectividad del tratamiento, permitirán un gran avance en el control del hongo yesca de cara a próximas campañas para así realizar una mejor toma de decisiones que mejorarán la rentabilidad de la explotación, la sostenibilidad y el aumento de la producción.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.